¿Te has preguntado alguna vez que tan bueno(a) eres escuchando a otras personas? Aunque de primeras parezca algo sencillo, la escucha activa supone diferentes habilidades para las relaciones personales y estrategia de marca.

La escucha activa y el marketing en redes sociales son algo más que una tendencia. Son parte fundamental de la estrategia que cualquier marca implementa para fortalecer su imagen y conectarse con los consumidores y clientes.

Si no escuchamos lo que nuestra audiencia quiere y necesita, no lograremos conectarnos con ellos adecuadamente. Tampoco podremos ayudarlos ni influir en ellos y su público.

La escucha activa en las redes sociales se refiere por tanto al análisis de las conversaciones y tendencias que suceden no solo en torno a su marca, sino en toda su industria, y a utilizar esos conocimientos para tomar mejores decisiones en cuanto a marketing se refiere. Todo ello nos ayudará a comprender lo que dice y piensa nuestro público objetivo sobre la marca, industria en general y competidores, permitiéndonos crear campañas, mejorar la estrategia de contenido y marca y superar a la competencia.

Aquí algunas formas en que la escucha social puede impulsar cualquier negocio en redes sociales.

Potenciar el marketing de contenidos

El marketing de contenidos es habitualmente una conversación unilateral, ayudándonos a identificar las últimas palabras de moda y tendencias para incorporar en nuestras publicaciones. Además incluir hipervínculos a los principales artículos de la industria nos puede ayudar a aumentar audiencia y por tanto participación de usuarios.

Mantener contentos a nuestros clientes

Si bien los clientes potenciales nos pueden ayudar a que nuestro negocio crezca, mantener felices a los clientes fieles nos ayudará a reforzar o romper nuestra imagen y posicionamiento.

Aunque en ocasiones tengamos la sensación de que los clientes recurren frecuentemente a las redes sociales para quejarse, esto nos puede beneficiar ya que en base a estos comentarios podremos sorprenderlos con una solución rápida y eficaz a los problemas planteados. Esto no sólo rectificará la situación con rapidez, sino que también establecerá una imagen de marca positiva.

En definitiva, la escucha activa es un factor primordial en cualquier estrategia de marketing digital. Hoy en día son muchas las empresas que pierden información vital al monitorear solo sus mensajes y menciones directas. Ampliando los horizontes en las plataformas sociales y tratar de posicionarse como un oyente social activo, podremos obtener nuevas oportunidades para relacionarnos con los clientes y aumentar la satisfacción del cliente.

Localizar nuevos clientes

Toda empresa necesita saber cómo generar leads y convertirlos en clientes recurrentes. Estos clientes habituales no solo son buenos para nuestra imagen, sino que también serán capaces de convertir a otros. A través de la incorporación de inteligencia digital basada en palabras clave, por ejemplo, podremos rastrear las conversaciones en línea e introducir a los clientes potenciales nuestros productos o servicios. Intentando llegar a ellos antes incluso de que tengan que buscarnos. En definitiva, la escucha activa puede permitirnos identificar a clientes directamente interesados, comunicarnos con ellos y presentar nuestra oferta.

Llevar un registro de la competencia

Las marcas más inteligentes son aquellas cuyos objetivos también se centran en lo que está ocurriendo a su alrededor. La escucha activa en las redes sociales es capaz de filtrar e investigar conversaciones y mantenerse a la vanguardia, otorgando una serie de variables como pueden ser la satisfacción del cliente, el sentimiento de pertenencia a la marca o la actividad de la competencia en general.

Actualmente existen plataformas capaces de controlar la presencia en línea de sus competidores a través de la revisión de menciones, comentarios, etiquetas, hashtags… en las diversas plataformas donde se encuentren presentes. Esto puede ayudarnos a identificar motivadores de conducción en nuestra base de clientes.

Prescriptores de marca

Por último, a través de la escucha activa social, podremos identificar a personas influyentes y defensores clave de nuestra marca entre la audiencia. Con esto podremos comunicarnos con ellos para lograr alcanzar de una manera más sencilla nuestros objetivos a corto y largo plazo. Además estas personas podrán ayudarnos a captar clientes potenciales.

En definitiva, cuando mantienes una escucha activa con los usuarios o consumidores, investigas y profundizas en la actividad de la competencia y te relacionas con los principales influyentes de la industria, podrás impulsar la imagen del negocio, mejorar los productos y servicios y mejorar la estrategia de contenidos.

Os dejamos algunas herramientas útiles para mantener al día la escucha activa de tu negocio: