5 agosto, 2019

Transformación digital

La transformación digital es un proceso casi obligatorio para la supervivencia de los negocios en el medio plazo. No lo decimos nosotros, lo dicen los datos: los españoles pasamos una media de 5,20 horas diarias en internet. Sabemos que hay vida fuera, pero la red da acceso a infinidad de posibilidades desde la comodidad del sofá. De la misma manera, un negocio digital da acceso a infinidad de clientes desde la oficina.

Si todavía no has incorporado tu negocio al mundo online, tu excusa ya no será la falta de información. Te dejamos una serie de claves que te ayudarán a la hora de abordar el cambio.

Formación digital de los trabajadores

No queremos empezar la casa por el tejado. Por eso, la digitalización del factor humano es el primer paso para la digitalización del negocio. En esta tarea, sería útil realizar una clasificación de los trabajadores de acuerdo a su nivel de digitalización personal, definiendo dos grupos: nativos digitales e inmigrantes digitales.

Los nativos digitales han nacido y crecido con la tecnología. Sin embargo, los inmigrantes digitales deben pasar por un proceso de aprendizaje y adaptación a las nuevas metodologías de trabajo, con la tecnología como herramienta base.

Contar con nativos digitales será una baza a nuestro favor, mientras que los inmigrantes digitales, una vez sean actualizados a los nuevos métodos, no serán menos importantes dada la experiencia que llevan a sus espaldas.

Herramientas digitales que nos echan una mano

Existen aplicaciones que ayudan a los emprendedores en la gestión de sus PYMES. Sin ir más lejos, Google ofrece un amplio abanico de herramientas de gestión y organización. Digna de ser mencionada, Trello permite organizar proyectos de manera sencilla, incluso divertida.

Podríamos mencionar herramientas durante horas, y ese puede ser el problema. Te recomendamos hacer una criba entre la infinidad de opciones que podrás encontrar. Escogeremos aquellas herramientas que mejor se adapten a nuestro estilo de trabajo. Tener 14 aplicaciones puede parecer útil de primeras, pero la dispersión de los datos ralentizará el proceso de transformación digital.

Además, debemos mantener la mente abierta a la contratación de servicios externos. Es posible que en las fases iniciales sea imprescindible para alcanzar los objetivos marcados.

Reconocimiento de marca en el terreno digital

Lograr una buena reputación digital es un pasaporte directo a nuevas oportunidades de negocio. A la hora de gestionar nuestra plataforma y redes online debemos mantenernos concentrados en nuestro objetivo: conseguir un buen posicionamiento de marca. Con una fuerte imagen corporativa y presencia en las vías de comunicación que emplean nuestros clientes potenciales, podremos lograrlo. La planificación y la perseverancia serán los ingredientes de la receta del éxito. La comunicación digital y el engagement social son muy útiles en este sentido.

Innovar, innovar e innovar

La innovación es la garantía de supervivencia de una organización. O continuamente incorporamos novedades al negocio o pronto caeremos en lo desfasado. El cliente siempre quiere más y esa dosis extra de valor se consigue prestando un poco de atención a la I+D+i. Si no se lo damos nosotros, pronto se lo dará nuestro competidor, metiéndose a nuestro cliente en el bolsillo.

Desde el minuto uno debemos tener claro que el proceso de transformación digital es un proyecto que tiene fecha de inicio pero no fecha de entrega. Los cambios son constantes y nuestras novedades también deben serlo.

Big Data

Al lanzarnos a la piscina de la digitalización, la gran cantidad de datos que tendremos que manejar puede acabar por ahogarnos, necesitamos aprender a nadar.

La transformación digital requiere del empleo de herramientas de Big Data que nos permitan procesar el bombardeo de datos, aprovechar la información y obtener conclusiones a partir de esta, pero, lo más importante, tomar mejores decisiones.

Podremos manejar información muy interesante: Producto de mayor demanda (y el de menor), diferencias entre el producto más vendido y el que menos, dudas que plantean los clientes, qué novedades ha incorporado la competencia a sus productos…

Y tomar la delantera.

Compromiso de la Dirección

Son el ejemplo de trabajo a seguir dentro de la organización, por eso, es fundamental que formen parte activa del cambio y motiven a los trabajadores.

Una vez todo esté en marcha, llevar un seguimiento y control de la digitalización, mantenernos cercanos a los empleados y atender las posibles dudas que puedan surgir durante el proceso serán clave para conseguir que el proyecto llegue a buen puerto.

Conseguir un negocio adaptado al digital business no se consigue de la noche a la mañana. El proceso es lento y debe ser abordado con ilusión, y sin perder el enfoque.

Al principio puede parecer un abismo, pero cuando saltes, te preguntarás porqué no lo hiciste antes. Los beneficios te esperan al otro lado.

5 abril, 2019

PICNIC

¡Hola!

Somos Picnic.

Picnic es redes sociales, marketing digital, creatividad online, posicionamiento, contenidos y datos.

Todo esto ya lo conoces y está guay.

Pero Picnic también son ideas felices.

Es llegar a todos y a todas partes.

Es Pic y es Nic.

Es buzz, inbound, insights, brand equity, creative thinking y streaming.

Es e-commerce, engagement y storytelling.

Picnic es una agencia no limit.

Tu objetivo es nuestro objetivo. Nuestros clientes son tus clientes.

Porque no limit es no limit.

Somos tú y yo.

Ni clientes ni likes, personas.

Es no ser más ni parecer mejor, sino hacerlo mejor.

Dar forma a las relaciones para que sean duraderas, pero sobre todo para que sean de verdad.

Cometer errores, aprender y mejorar.

Generar experiencias positivas para las personas.

Dar vueltas a las cosas para que sean redondas.

Crear historias.

Creer en ti.

Emocionar.

 

Eso es Picnic.

Y ahora que lo sabes, tú también lo sientes.